José Luis Castro Ramírez

 

Oriundo del Distrito Federal, fotógrafo de a caballitos.
Me dice José Luis, con quien sostengo una amistad desde hace varios años, que llego a Cuernavaca antes de 1970. Inicia su trabajo en pasquines semanales de Morelos, como ayudante y fotógrafo, “monto” su laboratorio de blanco y negro y se dio a conocer. Le vendía sus imágenes a los políticos, diputados y hasta gobernadores, aún recuerda. Trabajo en el “Renovador” y no logró recordar más nombres. Un dato curioso de época, es que en esos años las imágenes las vendía en 20 o 30 pesos, y hoy día, el retrato que vendió mientras hacíamos esta fotografía, lo hizo en $ 35.00.
Luis cuenta que, en un día que no recuerda la fecha, logró hacer más de 300 retratos en su cuadra de caballos y comparativamente en esta época de auge local, logra entre 5 o 10. Lastimera situación. José Luis recuerda que ha retratado a Jorge Rivero y a Tachito, dice: “un actor de cine, chaparrito él que hacia películas de ficheras y esas cosas”
Posee una colección de más de 50 cámaras fotográficas antiguas y otras no tan antiguas que de poco le ayudarán con el futuro proyecto de reubicación por la próxima remodelación de la Plancha del centro de Cuernavaca.